• 15/11/2020
  • Agenda
  • by Club Nàutic Salou
  • 69

Campaña de recogida de juguetes

El Club Nàutic de Salou se une a la campaña organizada por Creu Roja Joventut que repartirá juguetes a más de 25.000 niños de Cataluña. Esta campaña pretende recoger juguetes para niños en situación de vulnerabilidad con el principal objetivo de fomentar el valor pedagógico
y la importancia educativa del juguete, como un elemento vehicular para trabajar la tolerancia, el respeto y la igualdad.


Durante este año 2020, la pandemia del COVID-19 ha agravado la situación de las familias vulnerables a las que ya se venían atendiendo desde Creu Roja Juventut. De hecho, durante toda la situación de estado de alarma, también se hizo un esfuerzo por cubrir las necesidades de todos los niños, por ello, una vez más nos volvemos a volcar en los derechos de los niños.


El lema de este año “Els seus drets en joc” (sus derechos en juego) se decidió enfocar entorno al mensaje recogido en el artículo 31 de la Convenció dels Drets de l’Infant. Este artículo refleja que “el niño tiene derecho al espacio, el juego y a participar en las actividades artísticas y culturales”. Por eso se escogió este lema, haciendo uso de un juego de palabras que pretende
llamar la atención sobre la vulneración de uno de los derechos básicos del menor.

¿Qué juguetes recogemos?


JUGUETE NUEVO
¡Un juguete nuevo es igual a un juguete seguro!
Una vez abierto el juguete puede haber sufrido variaciones y no se puede garantizar la higiene y la seguridad. Todos los niños tienen derecho a un juguete nuevo, ya que no existe la infancia de primera y de segunda categoría.


JUGUETE NO BÉLICO
¡Hay muchas maneras de resolver un conflicto!
Los juguetes bélicos pueden generar en los niños comportamientos agresivos y no tolerantes. Hay que promover la aceptación, el respeto y el valor de la diversidad como aspectos importantes dentro de nuestra sociedad.


JUGUETE NO SEXISTA
¡No existen juguetes de niños ni de niñas!
Los juguetes sexistas producen y perpetúan estereotipos de género. El embalaje y la publicidad que se hacen no deben ir dirigidos explícitamente a ningún género en concreto. No se trata del juguete en sí mismo, sino a quién pretenden que vaya dirigido.

Puntos de recogida